La Fundación Márgenes y Vínculos y la Asociación Ceutí ACINTEA han firmado un convenio de colaboración para la Inclusión y formación de Profesionales y Personas con Trastorno del Espectro Autista para la realización de los talleres de prevención del abuso sexual infantil.

La firma de este convenio da respuesta a una de las grandes problemáticas existentes en los casos de abuso sexual en niños/as con TEA que son las señales. Detectarlas es muy difícil en casos de niños que no son verbales, o que tienen bajas capacidades de comunicación. A su vez, niños que tienen hiperactividad asociada y dadas sus conductas harán que detectar estos signos sea muy difícil.

La adaptación del programa de prevención de la violencia sexual infantil, “Mi cuerpo es un tesoro”, contempla estrategias de comunicación aumentativa y ha consistido tanto en la adecuación del material existente como en la elaboración de apoyos visuales, realizados con pictogramas, que van a garantizar la comprensión de la información, haciéndola más accesible para los alumnos con TEA u otras necesidades de apoyo.

La violencia sexual infantil constituye uno de los problemas sociales más graves que existen en la actualidad. Un problema que, según datos del Consejo de Europa, afecta a 1 de cada 5 menores en nuestro continente.

El programa de prevención de la violencia sexual infantil “Mi cuerpo es un tesoro” está financiado por la Consejería de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad de la Ciudad Autónoma de Ceuta, y el mismo han participado más de 1900 niños y niñas durante los tres años que se lleva ejecutándose en la Ciudad Autónoma de Ceuta.