Secretos que duele es el eslogan de la campaña que han presentado hoy de forma simultánea en las ocho capitales de provincia andaluza autoridades de Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía y responsables de la Fundación Márgenes y Vínculos y de la asociación Adima. Francisco Mena, presidente de la fundación, y Ricardo Torres, director gerente de la misma, han participado en la presentación de la campaña en Sevilla y Cádiz junto a los delegados provinciales de la consejería, María José Eslava Nieto y Miguel Andreu Estaún, respectivamente. Ellos han explicado que el objetivo de la misma es sensibilizar a todas las familias de Andalucía sobre la violencia sexual que sufren niñas, niños y adolescentes y mostrarles a las madres y los padres cómo han de actuar para prevenir, detectar y, en su caso, denunciar si descubren que un menor de nuestro entorno es víctima de este delito.

La campaña, que se ha presentado coincidiendo con la celebración del Día europeo contra la violencia sexual a la infancia, tiene un eslogan, Secretos que duelen, que será difundido a través de los medios de comunicación, las redes sociales bajo el hastag #Secretosqueduelen y otras plataformas. La campaña incluye una página web, www.secretosqueduelen.es, y cinco anuncios en vídeo de 30 segundos de duración con unos mensajes sencillos y concretos para prevenir, detectar y actuar frente a la violencia sexual contra las/os menores. La página web ofrece también una guía práctica de prevención dirigida a padres y madres que se puede consultar en formato pdf.

Las reglas de oro que deben seguir las madres y los padres para dar una educación sexual sana y correcta a sus hijas e hijos, un apartado con información sencilla y práctica pasa saber cómo detectar que algún menor de nuestra familia está sufriendo violencia sexual e indicaciones precisas para saber cómo actuar en caso de que nuestras sospechas se confirmen forman parte de la mencionada página web. Incluye además un número de teléfono, el 900851818, en el que se puede recibir asesoramiento para saber qué hacer ante un posible caso de violencia sexual en nuestro entorno, o notificar posibles situaciones de maltrato infantil. También ofrece el 116 111, teléfono de ayuda a la infancia.

El Consejo de Europa elaboró un informe en el que se estima que uno de cada cinco menores en Europa es, o será, víctima de alguna forma de violencia sexual antes de cumplir la mayoría de edad. Añade que la víctima conoce al autor de los actos de violencia, cosa que sucede entre el 70 y el 85 por ciento de los casos.

La violencia sexual es un delito muy grave, atenta contra la salud física y psicológica, la voluntad y/o el desarrollo sexual y emocional de las/los menores. El agresor/a suele estar en una situación de poder y superioridad sobre la víctima, cosa que logra y mantiene con la fuerza, la amenaza, la intimidación, el engaño, la coacción, o aprovechando una situación de confianza o vulnerabilidad de quien la sufre. Estas amenazas y la relación de poder que el agresor tiene con la víctima influyen para que este delito se mantenga en secreto. La violencia sexual se convierte en un gran tabú que desprotege a la víctima y deja impune al agresor.

Luchar contra la violencia sexual y el secreto que la mantiene es el objetivo principal de esta campaña presentada hoy en toda Andalucía. Secretos que duelen ha sido posible gracias a un proyecto de la Fundación Márgenes y Vínculos financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía.