Mi cuerpo es un tesoro

¿Qué es?

“Mi cuerpo es un tesoro” es un programa de prevención de la violencia sexual infantil.

¿A quién va dirigido?

“Mi cuerpo es un tesoro” está dirigido al alumnado de Educación Primaria (6-12 años), a los familiares de los menores que realicen la actividad y al profesorado de los centros escolares donde se lleve a cabo el proyecto.

¿Cuál es su objetivo?

“Mi cuerpo es un tesoro” tiene dos objetivos fundamentales: por un lado, ofrecer a los menores una serie de herramientas que les permitan autoprotegerse frente a posibles situaciones de violencia sexual e identificar conductas sexualizadas impropias de su edad que puedan ser indicio de estar sufriendo algún tipo de violencia sexual; y, por otro lado, sensibilizar a los adultos protectores sobre esta grave problemática social y proporcionarles información práctica al respecto para que, dado el caso, sepan qué hacer, cómo actuar y dónde acudir ante una verbalización realizada por parte de un menor.

¿Dónde se realiza?

“Mi cuerpo es un tesoro” se realiza en los centros de Educación Primaria por dos razones fundamentales: en primer lugar, porque consideramos que la escuela es el contexto más apropiado para llevar a cabo este tipo de programas de prevención al ser el entorno donde los menores pasan gran parte de su tiempo y donde, por tanto, resulta más fácil detectar aquellos problemas que puedan alterar su desarrollo; y, en segundo lugar, porque la enseñanza de los riesgos de explotación y abuso sexual constituye, según establece el RD 126/2014, uno de los elementos a abordar dentro del currículo de esta etapa educativa.

¿En qué consiste?

Este proyecto está formado principalmente por tres actividades:

-En primer lugar, el taller “Mi cuerpo es un tesoro” dirigido a los alumnos/as de Primaria. Utilizando una metodología de carácter lúdico basada principalmente en dramatizaciones, este taller se lleva a cabo dentro de cada grupo-clase a lo largo de seis sesiones.

-En segundo lugar, una charla informativa sobre la violencia sexual infantil para los familiares de los menores que participen en el taller anteriormente descrito.

-Y, en tercer lugar, una actividad formativa en torno a esta problemática social destinada específicamente al profesorado de los centros educativos que participen en el programa.

-Junto a estas tres actividades, el proyecto también contempla la realización de una serie de reuniones de coordinación con profesionales del ámbito social, así como diversas acciones de sensibilización y concienciación sobre la violencia sexual infantil dirigidas a la población general.

¿Por qué es necesario?

La violencia sexual infantil constituye uno de los problemas sociales más graves que existen en la actualidad. Un problema que, según datos del Consejo de Europa, afecta a 1 de cada 5 menores en nuestro continente. Un problema que incluye desde la solicitud y producción de pornografía infantil a través de internet y las redes sociales hasta el abuso sexual dentro del círculo familiar. Un problema que deja terribles cicatrices en la psique de los miles y miles de niños y niñas que lo sufren cada día. Un problema que, a pesar de su gravedad, permanece oculto, en la sombra, por todo el secretismo que lo acompaña al producirse la mayoría de los casos dentro del entorno más cercano del menor (ya sea su vecindario, su colegio o su propia familia) y por parte de una persona de su “confianza”. Un problema, además, que las víctimas suelen sufrir en silencio, estimándose que 1 de cada 3 jamás se lo contará a nadie, ya sea porque, por su edad, son incapaces de reconocer lo que realmente les está sucediendo, o porque, aun siendo conscientes, no saben a quién contárselo, o porque aun sabiéndolo, tienen miedo a que no los crean, o porque aunque los crean, temen los efectos negativos que puede tener. Un problema, por tanto, que tenemos el deber de prevenir y, dado el caso, ayudar a detectar.

II PIA-A 2016-2020 Plan de Infancia y Adolescencia

El II Plan de Infancia y Adolescencia (II PIAA 2016-2020) constituye el instrumento encargado de concretar las políticas de atención a la infancia y a la adolescencia en Andalucía en los próximos años y con su elaboración se pretende instaurar en Andalucía una nueva cultura de la infancia en la que los niños, niñas y adolescentes disfruten de un elevado reconocimiento social; se generen las mejores oportunidades para que desarrollen sus capacidades y su potencial de vida; se promuevan sus derechos, su plenitud y bienestar y su educación; se sientan seguros y confiados, protegidos contra la falta de recursos, el abuso y la negligencia y se valore en alto grado su posición como actores sociales y contribuyentes al desarrollo colectivo.

Sistema de Información sobre Maltrato Infantil de Andalucía (SIMIA): procedimiento de Actuación

Este documento proporciona instrucciones para la implantación del «Sistema de Información sobre Maltrato Infantil de Andalucía (SIMIA)».

El procedimiento SIMIA, regulado mediante Decreto 210/2018, de 20 de noviembre, recoge pautas de actuación unificadas para la detección, notificación, valoración y registro de casos en los que se tenga constancia o se sospeche la existencia de situaciones de riesgo o desamparo vinculadas al ejercicio de los deberes de protección de los y las menores por parte de sus padres, madres, personas tutoras o guardadoras.

¿Quién debe cumplimentarlo?
El procedimiento SIMIA es de obligado cumplimiento para la totalidad de profesionales que trabajan con la infancia y adolescencia en Andalucía, tanto desde servicios públicos como privados, especialmente de los ámbitos educativo, sanitario, social, policial y judicial, cuando detecten posibles situaciones de riesgo o desamparo. Se consideran situaciones de riesgo y desamparo las circunstancias recogidas en los artículos 17 y 18 de la Ley Orgánica 1/1996 , de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Para más información pinche aquí.

Accede a la web del SIMIA

 

 

Hoja de notificación de posibles situaciones de riesgo y desamparo

Este documento tiene como finalidad facilitar a las personas profesionales la comunicación de las posibles situaciones de riesgo y desamparo a los órganos competentes, de modo que se inicien las actuaciones oportunas para la valoración del caso y la aplicación de las medidas necesarias que garanticen el bienestar del niño, niña o adolescente.

La hoja recoge 4 tipologías básicas de maltrato (maltrato físico, emocional, negligencia y violencia sexual) y distingue entre dos niveles de gravedad: “leve/moderado” y “grave”. En función de lo valorado, la hoja se notifica a los Servicios Sociales Comunitarios de las Entidades Locales (leve/moderado), o bien al Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía (grave).

Con el fin de contribuir a una mejor investigación y valoración de los hechos, se ha de adjuntar a la hoja documentación complementaria en la que se informe sobre la situación actual, entorno sociofamiliar y educativo, circunstancias en las que se ha detectado el caso, actuaciones realizadas, así como cualquier otro dato que se estime de interés.

En caso de no disponer de los medios electrónicos necesarios, puede acceder a la versión pdf rellenable de la hoja de Notificación pinchando aquí, debiendo proceder a su impresión y envío por correo ordinario al organismo competente.

Para otras formas de maltrato (violencia entre iguales, acoso escolar, ciberacoso, violencia de género a menores de edad, violencia ejercida sobre el alumnado no conforme con su identidad de género, etc.) se deberá utilizar lo dispuesto en los protocolos de actuación establecidos por las Consejerías competentes (más información aquí).

Enlaces de las ordenes:

ORDEN de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas.

Orden de 28 de abril de 2015, por la que se modifica la Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas.)

Instrucciones de 11 de enero de 2017 de la Dirección General de Participación y Equidad en relación con las actuaciones específicas a adoptar por los centros educativos en la aplicación del protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar ante situaciones de ciberacoso.

Manual de instrucciones para la cumplimentación y tramitación de la hoja de detección y notificación del maltrato infantil

Resumen: 

La hoja se presenta en dos formatos, la versión impresa y la informática, a la que se accede a través de la página web de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social (https://ws050.juntadeandalucia.es/vea/faces/vi/procedimientoDetalle.xhtml).

Consta de tres ejemplares, el primero de los cuales será conservado por el centro notificador, mientras que los otros dos se remitirán de forma conjunta a los servicios sociales competentes de acuerdo al nivel de gravedad del maltrato. Los tres disponen de la misma clave para la identificación inequívoca del caso.

Su cumplimentación se destina, de forma exclusiva, a los titulares de los servicios públicos y el personal de los mismos (servicios educativos, sanitarios, centros de atención socioeducativa, fuerzas de seguridad, órganos judiciales, servicios sociales…) que detecten durante el ejercicio de su labor profesional, un caso de posible maltrato a menores. Estos profesionales podrán hacer uso de la versión informática de la Hoja si disponen de certificado digital.

(este es el manual para cumplimentar el modelo de hoja pero el contenido de las tipologías e indicadores es antiguo)

 

Valórame: instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo, desprotección y desamparo de la infancia en Andalucía

La utilización de instrumentos estandarizados de valoración de la gravedad como el que se presenta, aumenta de forma significativa la consistencia en la valoración de la gravedad de la desprotección infantil y reduce la probabilidad de error en las toma de decisiones posteriores. Por otra parte y uno de los elementos más a destacar de este instrumento es que se centra en la situación real del niño, el daño sufrido y su grado de bienestar como elementos determinantes a la hora de valorar las situaciones de desprotección.

El instrumento que aquí se presenta incorpora una serie de mejoras surgidas del pilotaje del mismo entre las que destacamos, una mejor definición del daño psíquico y su valoración, una definición más clara de aquellas situaciones que pueden constituir desprotección grave o la disposición de una guía rápida para los profesionales.

Parte de los siguientes supuestos:

• Ha sido diseñado para ser aplicado tanto por los Servicios Sociales de las Corporaciones Locales como por los Servicios de Protección de Menores para la ejecución de las competencias establecidas en los arts. 18, 22 y 23 de la Ley 1/1998 de 20 de abril, de los Derechos y la Atención al Menor en relación a la valoración de las situaciones de riesgo y desamparo. El instrumento aporta criterios para la valoración de la gravedad de estas situaciones y las correspondientes tomas de decisión.
• Se inserta en un determinado procedimiento de intervención en situaciones de riesgo y desamparo, recogido en los respectivos Manuales de Intervención de los Equipos de Tratamiento Familiar y de los Servicios de Protección de Menores.
• Su utilización no se restringe a un único momento del proceso de intervención en situaciones de riesgo, desprotección y desamparo, sino que ha de ser aplicado a lo largo de las diferentes fases del mismo, desde la recepción de una notificación sobre un niño, niña o adolescente en posible situación de desprotección hasta la finalización de la intervención de los Servicios Sociales y el cierre de expediente (resumen sacado del propio documento).

Guia Rápida de VALÓRAME. Instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo, desprotección y desamparo de la infancia y adolescencia en Andalucía

Hoja resumen VALÓRAME

Orden de 30 de julio de 2019, por la que se aprueba y publica el instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo, desprotección y desamparo de la infancia y adolescencia en Andalucía (VALÓRAME) (BOJA n. 152, de 08.08.2019)

Orden de 30 de julio de 2019, por la que se aprueba y publica el instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo, desprotección y desamparo de la infancia y adolescencia en Andalucía (VALÓRAME) (BOJA n. 152, de 08.08.2019)

Corrección de errores de la Orden de 30 de julio de 2019, por la que se aprueba y publica el instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo, desprotección y desamparo de la infancia y adolescencia en Andalucía (VALÓRAME) (BOJA n. 160, de 21.08.2019)

Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas (BOJA n.132, de 07.07.2011)

Resumen:
La presente Orden tiene por objeto la promoción de la convivencia en los centros docentes, a través de la elaboración, desarrollo y evaluación de sus planes de convivencia, de la mediación en la resolución de conflictos y del establecimiento de protocolos de actuación e intervención ante situaciones de acoso escolar, maltrato infantil, situaciones de violencia de género en el ámbito educativo, o agresiones al profesorado o al resto del personal de los centros docentes. Así como, el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas.

Orden de 28 de abril de 2015, por la que se modifica la Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas (BOJA n.96, de 21.05.2015)

Resumen:
Con el presente proyecto normativo se pretende modificar la referida Orden de la Consejería de Educación de 20 de junio de 2011, con el objeto de incorporar un nuevo protocolo de actuación sobre identidad de género en el sistema educativo andaluz, que se recoge como Anexo, para dar respuesta a las necesidades educativas del alumnado con disconformidad de género o transexual, ofreciendo orientaciones y pautas de intervención para su adecuada atención educativa, medidas organizativas y educativas a adoptar en el centro, actuaciones de sensibilización, asesoramiento y formación dirigidas a la comunidad educativa y medidas de prevención, detección e intervención ante posibles casos de discriminación, acoso escolar, violencia o maltrato ejercidas
sobre el alumnado no conforme con su identidad de género.

 

infórmate

3 + 4 =