La película Ana y el árbol quiere ser una herramienta de prevención contra la violencia sexual que sufren niñas, niños y adolescentes

 

La Fundación Márgenes y Vínculos y la empresa Puppets Marionetas Company Limited comienzan el próximo 1 de agosto el rodaje de una película cortometraje en la ciudad de Cádiz. Lleva por título Ana y el árbol y en ella van a colaborar actores, actrices y profesionales del cine y la televisión de trayectoria nacional e internacional, como son Ana Fernández, Fernando Tejero, Nacho Guerreros, Alejandra López Segovia, o Steve Allen, el creador de algunas marionetas de Barrio Sésamo o Fraggel Rock. La cantante Merche ha escrito una canción inédita para la banda sonora del corto.

Ana y el árbol es un cuento original de Juan Jesús Cardoso, un educador de Márgenes y Vínculos que trabaja en Cádiz en programas de prevención de la violencia y el maltrato que sufren niñas, niños y adolescentes. Él mismo y sus compañeros de trabajo conocen y padecen la escasez de materiales didácticos con que abordar estos asuntos en colegios e institutos. Y esto es lo que llevó a Cardoso a escribir la historia de Ana, una niña de nueve años que sufre en silencio la violencia sexual de un vecino y encuentra ayuda, de una forma inesperada, para poder enfrentar y superar la situación que vive.

El proyecto para hacer el cortometraje surge, entonces, de la calidad literaria del cuento y del acuerdo y compromiso personal de dos entidades nacidas en la provincia de Cádiz que ya han desarrollado otras actividades juntas: la Fundación Márgenes y Vínculos y la empresa Puppets Marionetas Company Limited. El proyecto que ahora materializan ambas aglutina los años de experiencia de Márgenes y Vínculos en la prevención, evaluación y tratamiento de la violencia sexual ejercida contra menores y la trayectoria de Puppets Marionetas en hacer muñecos, títeres y marionetas con los que produce y realiza creaciones audiovisuales y socioeducativas.

El equipo de rodaje está compuesto por más de treinta personas, la mayoría de ellas gaditanas o andaluzas de nacimiento y lugar de trabajo. Algunos rincones de la ciudad de Cádiz, como el parque Genovés, servirán de escenario en el rodaje de varias secuencias de la película. Otras localizaciones para el corto son en El Puerto de Santa María.

Jesús Toledo Solino, director gerente de Puppets Marionetas Company Limited, es el productor responsable de la película. El director es el gaditano Sergio Medina y el guionista, el sevillano Paco Campano. En animatrónica, el diseñador es Francisco Montero Mancheño. Los efectos especiales serán cosa de Rubén Hernández Mariano y Puppets Marionetas. Los efectos digitales son responsabilidad de profesionales del sector de primer nivel. Peluquería está a cargo de Soledad Padilla y maquillaje, de Lisa Hernández. La música será compuesta por el galardonado Pablo P. García.

Márgenes y Vínculos y Puppets Marionetas han abierto una página web en la que se informa del proyecto, se puede ver un tráiler del cortometraje y se hacen entrevistas a algunos de los participantes en el mismo. Incluye un apartado para recaudar fondos de aquellas empresas y particulares que quieran colaborar económicamente con la iniciativa. Su dirección es https://anayelarbol.com/.

Márgenes y Vínculos considera muy necesario y oportuno hacer un cortometraje sobre la violencia sexual que sufren los niños y niñas porque, además de ser un delito muy grave, tiene consecuencias en las víctimas que pueden prolongarse durante toda su vida. Las estadísticas que existen en la Unión Europea confirman que uno de cada cinco niñas y niños arrastra para siempre este pesado lastre. Márgenes y Vínculos estima prioritario acabar con el tabú que existe sobre este asunto y educar en la prevención a las familias para evitar que las niñas y los niños sufran estos crímenes.

Esta iniciativa surge pocos meses después de que el pasado mes de abril el Congreso de los Diputados aprobara la Ley orgánica de protección de la infancia frente a la violencia, una ley que incluye importantes novedades y avances, como el que amplía el plazo para iniciar la prescripción de los delitos graves hasta que la víctima cumpla 35 años y evitar así que los casos queden impunes.

El Parlamento de Andalucía aprobó por amplia mayoría, también hace pocos días, la Ley de Infancia y Adolescencia para fortalecer la protección de los y las menores y su adaptación a las nuevas realidades en las que están inmersos.