La fundación ha formado a estas mujeres como agentes de cambio en salud comunitaria y mediadoras ante el sistema sanitario público 

Doce mujeres de distintas nacionalidades, vecinas de Algeciras, han sido formadas como agentes de cambio en salud comunitaria y mediadoras para que ayuden a mejorar la calidad de vida de la gente de su entorno y a facilitar el acceso de la población migrante al servicio de salud pública. El proyecto se ha desarrollado a lo largo de tres meses con una duración total de 70 horas lectivas. Las propias mujeres han protagonizado un video de promoción de salud en el que dan unos consejos al público con un mensaje clave: “Para cuidar, hay que cuidarse”. Este mensaje, que también es el título del video, viene a sintetizar todo el aprendizaje logrado y parte de una perspectiva que entiende la salud no solo como la ausencia de enfermedad, sino que aborda los cuidados de manera integral.

Estas mujeres han participado en el proyecto Aurora, una iniciativa que la Fundación Márgenes y Vínculos desarrolla por tercer año consecutivo en Algeciras y que incluye talleres en hábitos de salud impartidos a un grupo de alumnas que luego difunden estas enseñanzas a personas de su entorno. Aurora tiene la financiación de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, que tiene las competencias en materia de coordinación de políticas migratorias de la Junta de Andalucía.

En plena crisis socio sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, este video viene a poner de relieve la importancia de la salud en la comunidad y demuestra que, en la actualidad, más que nunca, su promoción se convierte en una herramienta fundamental para el bienestar no solo individual sino también social.

Este video, que dura tres minutos y medio, fue grabado en el castillo de Castellar de la Frontera, lugar recientemente acreditado como miembro de la asociación Los pueblos más bonitos de España.